PEELING

Un peeling es un tratamiento dermatológico indicado para mejorar la apariencia y estética de la piel. Consiste en la aplicación de un producto químico para exfoliar y desprender las células viejas y dañadas que son reemplazadas por una nueva piel regenerada, lisa y suave, con menos marcas y arrugas. El peeling puede ser superficial, medio o profundo, dependiendo del tipo de piel y del problema a corregir.

La exfoliación química de la piel se indica para lograr cambios en la textura de la piel, tratar manchas, arrugas finas, poros dilatados, acné y cicatrices

Cuando las arrugas son más profundas se combinan con sustancias de relleno como el Ac Hialurónico que otorga volumen e hidrata la piel. Para mejorar las arrugas de expresión de entrecejo, frente o patas de gallo se indica la aplicación de toxina botulínica (Botox ®)