Sudoración excesiva

La sudoración excesiva o hiperhidrosis es una enfermedad rara que afecta diferentes partes del cuerpo, principalmente axilas, manos, pies y cara, provocada por la falla del sistema nervioso autónomo

La hiperhidrosis tiene una repercusión significativa sobre la calidad de vida en las personas que la padecen. Al no poder controlar la sudoración excesiva, pasan por situaciones de inseguridad y vergüenza. Esto limita realizar acciones tan simples como bailar, alzar los brazos, usar determinado tipo de ropa, saludar de mano, entre otras.

En los casos más graves, el exceso de sudor provoca que las personas se vuelvan retraídas y rehúyan a la actividad social.

Existen diferentes tratamientos que se pueden emplear, uno de ellos es la toxina botulinica, la cual es sin duda el tratamiento no quirúrgico más efectivo. La toxina botulínica (Botox) es utilizada ampliamente con fines cosméticos para evitar las arrugas de piel. En el tratamiento de la hiperhidrosis, dicha toxina bloquea la transmisión del estímulo nervioso a través de las terminales de los nervios simpáticos y la glándula sudorípara.